jueves, 19 de marzo de 2015

El maestro de Esgrima

Basada en la novela de Arturo Perez Reverte, la historia se sitúa temporalmente en el agitado verano del año 1868, en el espacio urbano del viejo Madrid decimonónico. La política española se precipita convulsivamente hacia el cambio de régimen. Asistimos a los últimos estertores de II reinado de Isabel II mientras se masca la definitiva intentona revolucionaria de los partidos de la oposición y de una buena parte de la oficialidad del ejército español, que tras varias fallidas, acaban por aunar con éxito sus esfuerzos.

La novela es además de un triunfo de reconstrucción histórica, un itinerario por el Madrid de la segunda mitad del siglo XIX. Con frecuencia vemos pasear al protagonista a pie o en coche de caballos por conocidas calles de la ciudad, con alusiones a edificios públicos y privados. En todo momento el autor se esfuerza por darnos una visión de época fidedigna y sugerente.

En ella se establecen una serie de lazos de afecto y amistad entre determinados personajes, pero por encima del amor campea la corrupción. Esta novela es ante todo un alegato contra los efectos devastadores que la corrupción política produce en el tejido social. En este sentido se centra en el ocaso del período isabelino como podría haber elegido cualquier otro que le fuera próximo. Si se siente inclinado hacia él es debido a su especial convulsividad y la atmósfera decadente que le rodea y, que tan bien se avienen con la propia trama novelística. La acción política y la acción novelesca corren paralelamente de la mano hacia un desenlace final en total confluencia. Derrocamiento de la reina con el triunfo de la revolución: resolución triunfal del sueño profesional del protagonista que asiste desconcertado a todos los sucesos en los que se ve envuelto y que gracias a los cuales el descubrimiento de “la estocada perfecta”, su particular búsqueda del Grial.

Para ver la pelicula on line pulsa aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails